RELATOS DEL CERTAMEN LITERARIO "LEER DA SUEÑOS"

Ya tenemos aquí algunos relatos de alumnos/as del centro que quieren compartir con todos nosotros. ¡Muchas gracias y esperamos que os sigáis animando mandar muchos más!



Juan José Alonso Baños 3ºB ESO :

DESDE LA VENTANA DE MI IMAGINACIÓN

En estos días difíciles, cuando cierro los ojos, mi mente vuelve a ese paisaje. Nunca he estado allí y, sin embargo, conozco cada rincón, cada brizna de hierba. En él puedo observar tres partes distintas: a la que primero llegan mis ganas es al agua, tan cristalina como el vidrio de una ventana en una mañana de lluvia; la siguiente, la que casi puedo oler, está constituida por un inmenso prado lleno de flores salpicado con algunos pinos por el que me gustaría correr ahora mismo; la imagen se cierra con una parte más alejada formada por una arboleda oscura de acuarela.

El agua del canal es limpia, transparente, clara y tranquila. Seguramente, se utiliza para regar las tierras de al lado, que están cubiertas de una capa de verde césped silvestre, de flores blancas y de retorcidos árboles. Estos árboles no son demasiado corpulentos, tienen unas ramas finas y otras largas que arañan la brisa. Están colmados de pétalos rosados que contrastan con el fuerte y vivo colorido del resto de las flores.

En el prado, cerca del canal, perdiéndose en la parte derecha, hay un molino con aspas que, suavemente, mueve el viento. Al fondo, los frondosos árboles que cierran el prado perfilan un cielo despejado, celeste y luminoso.

La paleta de colores y la variedad de sus matices es infinita y, sin embargo, cotidiana: hay celestes, verdes claros y oscuros, azules sinceros, amarillos, naranjas, rojos y tímidos violetas.

El aire que se respira es sencillo y acogedor, cargado de aromas suaves que desprenden generosos los mil colores del horizonte.

Ahora, abro los ojos; vuelvo a estar dentro de cuatro paredes derrotadas que van a tener que esforzarse más para tenerme aquí encerrado, horadadas por las ventanas que abren mis ojos cerrados. Y espero, sereno, a que llegue el día en que pueda salir a visitar y dar las gracias, una a una, a las piezas del puzle con las que construyo mi refugio sin límites.


Beatriz Jaén Fernández 3ºB:

Una chica del “montón”.

Era tan bonito ese amanecer... Allí estaba ella, pensando que nunca acabaría, con la única compañía de sus pensamientos. Rodeada de todo aquel silencio, pero a la vez escuchando muchísimo ruido y caos en su cabeza. No sabía qué hacer ni que pensar, solo disfrutaba de aquello y de su soledad a la vez que se planteaba su existencia. Pensaba en qué hubiese pasado si en su día hubiese dicho blanco en vez de negro; rosa en vez de rojo. Se cuestionaba todo aquello que ya no podía tener una respuesta. Ya no importaba, estaba en el ahora, en su ahora. Sabía que tenía gente a la que amaba y que la amaban, pero eso no importaba. Sentía un gran vacío en su interior. No supo de lo que se trataba hasta que un raro, pero a la vez alucinante sueño se lo mostró. En él aparecía ella siendo perseguida por unos hombres a los cuales no se les veía el rostro debido a la inmensa oscuridad de aquella rara y peculiar noche. Ellos la acorralaban e intimidaban con sus rostros sin cara. Asustada, gritaba y gritaba, pero al mundo parecía no importarle. Nadie mostraba interés por su angustia. Continuamente, aparecía gente de fondo en su sueño; mirándola e ignorándola. Clara ya no sabía qué hacer y optó por luchar; luchar hasta el final. De repente, toda esa gente empezaba a desaparecer; uno a uno todos se desvanecieron, hasta que se quedó sola. Apareció un chico, rubio, metro noventa y moreno de piel. Parecía fuerte y seguro de sí mismo. El chico, extrañado de que pudiese verla, le preguntó - ¿Cómo puedes verme? -. A lo que ella respondió - ¿Cómo no te iba a ver?, has aparecido cuando toda la gente ha desaparecido. - ¿Quién eres? ¿Qué está pasando? - Fue entonces cuando despertó del sueño, sudada y aturdida. En su interior sabía que ese sueño no era coincidencia ni cosa de su imaginación.

Días después fue al instituto y, de camino, se chocó con el mismo chico del sueño. Los dos se sorprendieron y se repitió, palabra por palabra, la conversación del sueño. El chico la miraba confuso; era imposible que pudiera verlo. Ella estaba aturdida. Ya había soñado antes con ese chico y había tenido esa conversación. Víctor se fue, iba acompañado de dos personas más. Ella decidió seguirlo para intentar dar respuesta a sus preguntas confusas. Entraron en una discoteca; nadie parecía ver a Víctor ni al chico y la chica que lo acompañaban. Se metieron a un reservado. Clara los siguió a escondidas. Ellos estaban hablando con una persona; parecía tratarse de alguien importante ya que había diez guardias al alrededor. De pronto, vio como aquella figura sacaba una espada. Asustada, decidió avisar de lo que estaba pasando. Gritó y la persona se percató de su presencia a la vez que lo hacían todos los demás. Todos se enzarzaron en una pelea en la que todos parecían estar armados. A Víctor se le cayó su espada justo delante de donde estaba ella. Clara la cogió y, al hacerlo, esta se iluminó. Uno de los guardias se acercaba a ella; cuando estuvo apenas a un paso de distancia, se defendió instintivamente clavándole la espada. Aquel no era un cuerpo normal, se hizo cenizas que se desvanecieron al instante delante de sus ojos. Víctor le quitó la espada de las manos y siguió luchando junto con sus dos acompañantes hasta acabar eliminando a todos los guardias. Acto seguido, los tres se acercaron a ella, sorprendidos de que pudiera verlos, de que la espada brillase y funcionase también en sus manos. La observaban sin obtener respuestas; no podía ser como ellos. Se preguntaban qué estaría haciendo allí, sin que ellos lo supiesen, sin que la hubiesen visto nunca antes. En la mente de Víctor retumbaban tres preguntas: ¿quién era? ¿qué pretendía? Y, ¿por qué le llamaba tanto la atención?

- Eran demonios. – Dijo Víctor dirigiéndose a ella con un tono sereno como si lo que acababa de hacer fuese algo normal en su día a día.

Marina León García 3ºB Primaria:

SALMA AZOUZOUTE 1ºB ESO







Featured Review
Tag Cloud
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Google+ Icon